La desinformación en los medios argentinos

La desinformación en los medios argentinos

  • December 10, 2020

De acuerdo con un nuevo estudio del Índice de Desinformación Global (GDI), casi dos tercios de los sitios de noticias argentinos analizados en una muestra presentan un alto riesgo de desinformar a sus lectores.

Estos resultados se basan en el análisis de 32 sitios de medios nacionales, incluidos algunos de los más visitados del país (ver el gráfico 1).

Gráfico 1: Sitios de medios evaluados en la Argentina (en orden alfabético)

Sólo un sitio fue calificado como de riesgo de desinformación bajo: el diario regional La Voz (ver el gráfico 2). Obtuvo un puntaje casi perfecto en todos los indicadores de contenido, con la excepción del uso de firmas para identificar la autoría de sus artículos. La Voz contaba con varias políticas operativas clave, entre ellas, información acerca de las pautas para el contenido generado por los usuarios, una declaración de independencia editorial y un procedimiento claro para la corrección de errores. Estos aspectos son fundamentales y lo diferenciaron de otros sitios.

En la Argentina, ningún sitio recibió la calificación de riesgo de desinformación mínimo. De los nueve países evaluados hasta la fecha por el GDI, la Argentina es el segundo en el que ningún sitio obtuvo esa calificación.

En nuestro análisis encontramos que los sitios argentinos enfrentan riesgos de desinformación relativamente similares. En general, muchos de sus riesgos provienen de una transparencia operativa débil y una escasez de garantías editoriales, lo que incluye la falta de información sobre sus fuentes de ingreso y financiación. La transparencia operativa y de financiación es fundamental para saber si existe algún conflicto de interés potencial entre los propietarios y su cobertura de noticias. A su vez, las garantías editoriales, como asegurar una sala de redacción y un equipo editorial independientes, sirven para protegerse contra la publicación de artículos de desinformación.

Gráfico 2: Calificación del riesgo de los sitios argentinos

Casi un tercio de los sitios mostraron un riesgo medio de desinformar a sus usuarios. Casi dos tercios, en cambio, presentaron un riesgo alto.

Diez sitios fueron calificados como de riesgo medio. Por lo general, ellos tuvieron un desempeño relativamente bueno en los indicadores de contenido, en especial por no recurrir a titulares de clickbait. Además, en términos generales su contenido era imparcial y no sensacionalista.

Por otro lado, 21 sitios, casi dos tercios de la muestra, fueron calificados como de riesgo alto, a pesar de que en general tuvieron un buen desempeño en los indicadores de contenido. De hecho, muchos tuvieron buenos puntajes en lo referido a la publicación de material oportuno, relevante y no peyorativo. Sin embargo, obtuvieron una puntuación muy baja en sus políticas operativas. La mayoría incumplieron por completo los estándares globales referidos a las políticas editoriales y operativas. 

Al mismo tiempo, casi la mitad de los sitios de la muestra argentina no proporcionaron la información o no contaron con las políticas que se asocian universalmente con las buenas prácticas editoriales y operativas de acuerdo con lo establecido por la Journalism Trust Initiative.

En un contexto nacional de polarización política, concentración económica del sector de los medios de comunicación y una disminución de la confianza en ellos, tratar estas debilidades se vuelve especialmente urgente.

Gráfico 3: Puntaje promedio de cada pilar y puntaje general

El informe aplica la metodología del GDI para evaluar el riesgo de desinformación en tres áreas: la confiabilidad del contenido del sitio, los controles y contrapesos operativos del sitio y la percepción que tienen los lectores en línea informados acerca del contexto general de los sitios.

El puntaje general del riesgo en los tres pilares para los medios argentinos es 50 (ver el gráfico 3). La Argentina es uno de los diez países que serán evaluados en 2020 por medio de esta metodología.

Los hallazgos del informe sirven como una hoja de ruta para tratar las áreas de riesgo que fueron identificadas. Las medidas sugeridas incluyen:

  • Enfocarse en adoptar estándares periodísticos y operativos como los establecidos por la Journalism Trust Initiative, que hagan más transparente la información sobre las políticas generales del sitio.
  • Motivar a los sitios a publicar de manera clara sus fuentes de financiación directamente en sus páginas, en lugar de hacerlo en los sitios de las empresas matriz.
  • Asegurarse de que los sitios publiquen una declaración de independencia editorial y políticas acerca del contenido generado por los usuarios o a través de algoritmos.
  • Mejorar y hacer más visibles las prácticas de corrección de los errores que haya en las publicaciones. Es importante que dichas correcciones sean de fácil acceso y comprensión.
  • Garantizar que los sitios publiquen las firmas de los autores de las notas. Es una forma sencilla de promover la transparencia y la responsabilidad; además, le permite a la audiencia comprobar si el autor es una persona real o si se usa una identidad falsa para publicar desinformación.

El GDI espera trabajar con sitios de noticias y organismos de medios en la Argentina para promover estas políticas y otras acciones de protección contra los riesgos de la desinformación.

Si le interesa saber más sobre este estudio o acerca del trabajo del GDI, por favor, escríbanos a info@disinformationindex.org.

Close Menu